El Mencal

El Mencal

Senderismo

El Cerro Mencal es para Pedro Martínez como su logotipo.

Salimos del Bar la Bodeguilla hacia el camino de las erillas. Bajamos por el camino asfaltado al barranco que pasa por debajo del pueblo y volvemos a subir a la fuente de las erillas. Seguimos hasta el mirador donde tomamos un poco de resuello mientras contemplamos el pueblo de Pedro Martínez. Aprovechamos para desabrigarnos un poco ya que amaneció el día nublado pero se estaba quedando despejado y empezaba a hacer calor.

Continuamos dejando las granjas a la derecha y seguimos por el carril forestal que bordea el cerro. Conforme vamos avanzando, vamos teniendo un paisaje y unas vistas del terreno árido que hay hacia El Colorado de Gorafe. Antes de completar la mitad de la vuelta, dejamos éste carril para coger otro a la izquierda que se enfrenta al macizo más alto del cerro, pasando por un cortijo ubicado en un lugar muy peculiar.

El carril se acaba y seguimos campo través y con fuerte pendiente hasta llegar a una de las cuevas más grandes que tiene una de sus grandes paredes. Después de una parada para reponer energía, continuamos subiendo hasta llegar al hito que se encuentra en la parte más alta del Cerro Mencal, 1447 metros. Después de subirnos al hito, uno de los más asombrantes que hemos conocido, con unos 5 metros aproximadamente de altitud, realizamos algunas fotos de cumbre y comenzamos la vuelta hacia el Cortijo del Abogado. Una bajada pedregosa al principio, pero luego más cómoda y llana.

A la llegada al cortijo, hacemos la comida fuerte del día con nuestros bocadillos. Pero tenemos que aligerarnos y abrigarnos porque está cambiando el tiempo muy rápido. Comenzamos a andar, y al poco tiempo, se nos mete una buena nueve, donde tenemos que ponernos los chubasqueros. Bajamos por el carril hasta la carretera de Villanueva. Una vez que llegamos a la parte más baja, llegamos a un nuevo cruce y nos vamos hacia la izquierda, donde también nos encontramos otro cortijo. Aquí afloja la lluvia, la nube se aleja de nosotros hasta que deja de llover. Llegamos a un camino asfaltado por donde entraremos a Pedro Martínez directos al punto de inicio, donde para despedirnos como es costumbre, reponemos fuerzas con cervezas y tapas.

Related projects